martes, 6 de octubre de 2015

SE QUEDO SIN JUGADORES

Digno de ripley. La grave situación económica que atraviesa Sport Boys del Callao es tan insostenible de que treces jugadores se fueron del club debido a que no les pagaban los tres meses de sueldo que les adeudaban, no habían visos de solución y decidieron retirarse para no arriesgar su integridad física a poco de terminar el Torneo de la Segunda División y a tres meses de acabarse el año.

Se supo que en el duelo ante Unión Huaral que se jugó en el Estadio "Miguel Grau" la semana pasada donde los rosados ganaron por 3-1 y a las justas se completó la lista de 13 jugadores, donde incluso el arquero suplente tuvo que jugar como delantero.

Según un informante los que dejaron el club, aparte de los renunciantes, el entrenador Paul Cominges y su hermano el volante Juan Cominges, también decidieron abandonar la institución Ebrique Ismodes, Diego Bustamante, Enzo Castillo, Leonardo Rodríguez,  Alessio Rigacci, Nicolás Strobach , entre otros.

En la próxima fecha los rosados(en quinto lugar con 29 puntos) y sin opción al título, enfrentará de visita al Atlético Torino, a falta de tres fechas para culminar este torneo, donde el firme candidato para ascender es Comerciantes Unidos. Pero en estos momentos en "La Misilera" solo hay 10 jugadores hábiles en el plantel y ante eso la Administración Temporal que presiden Hanns Hamann tendrá que afiliar a tres juveniles para salir de este mal momento. Y eso no es nada, al parecer no habrá técnico para dirigir a los "rosados" ya que el asistente Rivelino Carassa (estuvo ante Unión Huaral), decidió dar un paso al costado, en solidaridad con la imprevista salida de su colega Paul Cominges.
Fuente: Diario Callao

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada